DIEZ TANKAS

Hay tranquilidad

y belleza eterna

en tus pestañas

detrás siempre acecha

un grito de rebelión

 

Un grito roto

en medio de la noche

sirenas chillan

y luego el silencio

vacío absoluto

 

En medio del mar

un barco lucha contra

la cruel tempestad

En mi vaso el hielo

es testigo de otra

 

Son brasas rojas

flotando en la noche

tus ojos calmos

incandescentes luces

luciérnagas eternas

 

La noche ruge

y caigo en sus fauces

eterno viaje

dulce descenso sin fin

destruido por el sol

 

Un laberinto

en cuyo centro duerme

el Minotauro

sufre su pesadilla

sueña la inmensidad

 

Busco mareas

surcando océanos

Mares eternos

inmortalizados en

tu espalada tatuada

 

Desde aquella

cantina de frontera

hago mis Tankas

mirando el desierto

y tomando el mezcal

 

Estalla el sol

y tu mirada busca

refugio y paz

en mi cuarto encuentras

frío y oscuridad

 

Muere el día

y la ciudad despierta

al atardecer

ya se oyen, tímidos,

los primeros disparos

 

Código de registro: 1705222392993

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s