SOBRE LAS VÍAS

POLIZÓN

Sentado en el piso

a un costado del andén

con las botas llenas de polvo

y mil libros por leer,

llevo tu sonrisa a cuestas

y en el próximo pueblo me tatuaré

tu nombre viajando

y eternizado en mi piel.

Esperando con la armónica

en el bolsillo del vaquero

para saltar al último vagón

del próximo tren.

Seguir leyendo “SOBRE LAS VÍAS”